A A A A A
Bible Book List

Isaías 5 La Biblia de las Américas (LBLA)

Parábola de la viña

Cantaré ahora a mi amado,
el canto de mi amado acerca de su viña.
Mi bien amado tenía una viña en una fértil colina[a].
La cavó por todas partes, quitó sus piedras,
y la plantó de vides escogidas[b].
Edificó una torre en medio de ella,
y también excavó en ella un lagar[c];
y esperaba que produjera uvas buenas,
pero solo produjo uvas silvestres[d].

Y ahora, moradores de Jerusalén y hombres de Judá,
juzgad entre mí y mi viña.
¿Qué más se puede hacer por mi viña,
que[e] yo no haya hecho en ella?
¿Por qué, cuando esperaba que produjera uvas buenas,
produjo uvas silvestres[f]?
Ahora pues, dejad que os diga
lo que yo he de hacer a mi viña:
quitaré su vallado y será consumida;
derribaré su muro y será hollada.
Y haré que quede desolada;
no será podada ni labrada,
y crecerán zarzas y espinos.
También mandaré a las nubes que no derramen[g] lluvia sobre ella.

Ciertamente, la viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel,
y los hombres de Judá su plantío delicioso.
Él esperaba equidad, pero he aquí derramamiento de sangre;
justicia, pero he aquí clamor.

Ayes contra los impíos

¡Ay de los que juntáis casa con casa,
y añadís campo a campo
hasta que no queda sitio alguno,
para habitar vosotros solos en medio de la tierra!
A mis oídos el Señor de los ejércitos ha jurado:
Ciertamente muchas casas serán desoladas,
grandes y hermosas, pero sin moradores.
10 Porque diez yugadas de viña producirán solo un bato[h] de vino,
y un homer[i] de semilla producirá solo un efa[j] de grano.
11 ¡Ay de los que se levantan muy de mañana para ir tras la bebida,
de los que trasnochan para que el vino los encienda!
12 En sus banquetes hay lira y arpa, pandero y flauta, y vino,
y no contemplan las obras del Señor,
ni ven la obra de sus manos.

13 Por eso va cautivo mi pueblo por falta de discernimiento;
sus notables están muertos de hambre[k]
y su multitud reseca de sed.
14 Por tanto el Seol[l] ha ensanchado su garganta[m] y ha abierto sin medida su boca;
y a él desciende el esplendor de Jerusalén[n], su multitud, su alboroto y el que se divertía en ella.
15 El hombre común será humillado y el hombre de importancia abatido,
y los ojos de los altivos serán abatidos.
16 Pero el Señor de los ejércitos será exaltado por su juicio,
y el Dios santo se mostrará santo por su justicia.
17 Entonces pacerán los corderos como en su pastizal,
y en los lugares desolados de los ricos[o], forasteros comerán.

18 ¡Ay de los que arrastran la iniquidad con cuerdas de falsedad[p]
y el pecado como con coyundas de carretas!
19 Los que dicen: Que se dé prisa, que apresure su obra, para que la veamos;
que se acerque y venga el propósito del Santo de Israel,
para que lo sepamos.
20 ¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal,
que tienen[q] las tinieblas por luz y la luz por tinieblas,
que tienen[r] lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!
21 ¡Ay de los sabios a sus propios ojos
e inteligentes ante sí mismos!
22 ¡Ay de los héroes para beber vino
y valientes para mezclar bebidas,
23 que justifican al impío por soborno
y quitan al justo su derecho[s]!

24 Por tanto, como consume el rastrojo la lengua de fuego,
y la hierba seca cae ante la llama,
su raíz como podredumbre se volverá y su flor como polvo será esparcida[t];
porque desecharon la ley del Señor de los ejércitos,
y despreciaron la palabra del Santo de Israel.
25 Por esta causa se ha encendido la ira del Señor contra su pueblo,
y ha extendido su mano contra ellos y los ha herido;
los montes temblaron y sus cadáveres yacen[u] como desecho en medio de las calles.
Con todo esto, no se ha agotado[v] su ira,
y aún está extendida su mano.

26 Alzará estandarte a la nación lejana[w],
y le silbará desde los confines de la tierra,
y he aquí, vendrá muy pronto, con rapidez.
27 En ella nadie está cansado ni nadie se tambalea,
ninguno dormita ni duerme;
a ninguno se le ha desatado el cinturón de la cintura,
ni se le ha roto la correa de su sandalia.
28 Sus flechas[x] están afiladas y todos sus arcos entesados;
los cascos de sus caballos son[y] como pedernal y las[z] ruedas de sus carros como torbellino.
29 Su rugido es como de leona, ruge como leoncillos;
gruñe y atrapa la presa,
y se la lleva sin que nadie la libre.
30 En aquel día gruñirá sobre ella como el bramido del mar.
Si se mira hacia la tierra, he aquí, hay tinieblas y angustia;
aun la luz es oscurecida por sus nubes.

Footnotes:

  1. Isaías 5:1 Lit., en un cuerno, hijo de grosura
  2. Isaías 5:2 Lit., una uva de rojo brillante
  3. Isaías 5:2 O, depósito de vino
  4. Isaías 5:2 O, malas
  5. Isaías 5:4 Lit., y
  6. Isaías 5:4 O, malas
  7. Isaías 5:6 Lit., no lluevan
  8. Isaías 5:10 Un bato equivale aprox. a 22 litros
  9. Isaías 5:10 Un homer equivale aprox. a 220 litros
  10. Isaías 5:10 Un efa equivale aprox. a 22 litros
  11. Isaías 5:13 Lit., su gloria son hombres hambrientos
  12. Isaías 5:14 I.e., región de los muertos
  13. Isaías 5:14 O, apetito
  14. Isaías 5:14 Lit., su esplendor
  15. Isaías 5:17 Lit., engordados
  16. Isaías 5:18 O, vanidad
  17. Isaías 5:20 Lit., ponen
  18. Isaías 5:20 Lit., ponen
  19. Isaías 5:23 Lit., justicia
  20. Isaías 5:24 Lit., ascenderá
  21. Isaías 5:25 Lit., eran
  22. Isaías 5:25 Lit., no se ha apartado
  23. Isaías 5:26 Probablemente, Asiria; lit., las naciones
  24. Isaías 5:28 Lit., La cual, sus flechas
  25. Isaías 5:28 Lit., son considerados
  26. Isaías 5:28 Lit., sus
La Biblia de las Américas (LBLA)

Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation

Isaías 5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Parábola de la viña

Ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Tenía mi amado una viña en una ladera fértil.

La había cercado y despedregado y plantado de vides escogidas; había edificado en medio de ella una torre, y hecho también en ella un lagar; y esperaba que diese uvas, y dio uvas silvestres.

Ahora, pues, vecinos de Jerusalén y varones de Judá, juzgad ahora entre mí y mi viña.

¿Qué más se podía hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Cómo, esperando yo que diese uvas, ha dado uvas silvestres?

Os mostraré, pues, ahora lo que haré yo a mi viña: Le quitaré su vallado, y será consumida; aportillaré su cerca, y será hollada.

Haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y crecerán el cardo y los espinos; y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella.

Ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá planta deliciosa suya. Esperaba juicio, y he aquí vileza; justicia, y he aquí clamor.

Ayes sobre los malvados

!!Ay de los que juntan casa a casa, y añaden heredad a heredad hasta ocuparlo todo! ¿Habitaréis vosotros solos en medio de la tierra?

Ha llegado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos, que las muchas casas han de quedar asoladas, sin morador las grandes y hermosas.

10 Y diez yugadas de viña producirán un bato, y un homer de semilla producirá un efa.

11 !!Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!

12 Y en sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, y no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos.

13 Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed.

14 Por eso ensanchó su interior el Seol, y sin medida extendió su boca; y allá descenderá la gloria de ellos, y su multitud, y su fausto, y el que en él se regocijaba.

15 Y el hombre será humillado, y el varón será abatido, y serán bajados los ojos de los altivos.

16 Pero Jehová de los ejércitos será exaltado en juicio, y el Dios Santo será santificado con justicia.

17 Y los corderos serán apacentados según su costumbre; y extraños devorarán los campos desolados de los ricos.

18 !!Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta,

19 los cuales dicen: Venga ya, apresúrese su obra, y veamos; acérquese, y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos!

20 !!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

21 !!Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!

22 !!Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida;

23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!

24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel.

25 Por esta causa se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y extendió contra él su mano, y le hirió; y se estremecieron los montes, y sus cadáveres fueron arrojados en medio de las calles. Con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.

26 Alzará pendón a naciones lejanas, y silbará al que está en el extremo de la tierra; y he aquí que vendrá pronto y velozmente.

27 No habrá entre ellos cansado, ni quien tropiece; ninguno se dormirá, ni le tomará sueño; a ninguno se le desatará el cinto de los lomos, ni se le romperá la correa de sus sandalias.

28 Sus saetas estarán afiladas, y todos sus arcos entesados; los cascos de sus caballos parecerán como de pedernal, y las ruedas de sus carros como torbellino.

29 Su rugido será como de león; rugirá a manera de leoncillo, crujirá los dientes, y arrebatará la presa; se la llevará con seguridad, y nadie se la quitará.

30 Y bramará sobre él en aquel día como bramido del mar; entonces mirará hacia la tierra, y he aquí tinieblas de tribulación, y en sus cielos se oscurecerá la luz.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Viewing of
Cross references
Footnotes